... a mitad de año, claro.

Las mejores series de 2013

las-mejores-series-de-2013

(Este artículo tiene su continuación en: Las mejores series de 2013: opinión de los lectores, con muchas más sugerencias)

Acabamos de pasar el ecuador del año y ya podemos hacer un primer repaso a lo que han sido las mejores series proyectadas. Esperemos que la siguiente mitad sea igual de generosa.

Desde el nacimiento de la televisión, los productos de ficción asociados a ella, siempre han sido considerados un género menor. Una serie de televisión por extensión, jamás se planteó como un proyecto serio por parte de grandes actores, que veían en el formato el declive de su carrera.

Salvo muy pequeñas excepciones, la verdad es que la calidad de los trabajos seriados han poseído siempre una calidad bastante justita, ínfima incluso, no primando los pilares de toda producción que se precie: buen trabajo actoral, buenos guiónes, buen equipo de dirección/realización y buen trabajo de fotografía.

Sería también infantil no reconocer que el hecho de que los aparatos reproductores alcancen calidades inimaginables, ha contribuido decisivamente. No es lo mismo ver cualquier producción en analógico, 4:3 y 25″, que verlo en HD (o FullHD), 16:9 y en pulgadas hasta el infinito y más allá, con sonido estéreo como poco.

El merchandising propio del hermano mayor, también ha logrado popularizar las series de calidad: camisetas, gadgets, tazas… inspiradas en productos de televisión fueron impensables más allá de la impactante “V“. Ahora es algo normal encontrar en cualquier establecimiento friki productos con referencias exclusivamente de ficción televisiva. Un ejemplo claro es la impresionante tienda friki online de Egofriki (hay que hacer publicidad, qué menos ;-)).

HBOHBO (Home Box Office) comenzó a cambiar esta asociación de serie=subproducto con impecables producciones como A dos metros bajo tierra (Six Feet Under) , Los Soprano (The Sopranos) o Hermanos de Sangre (Band of Brothers), todas soberbias, todas espectaculares y con una calidad que asombró a industria. Sin embargo tuvieron que ser dos trabajos similares y profundamente diferentes (incluyendo las productoras) los que terminaron de convencer a los directivos de las cadenas de que se podían hacer productos de alta calidad y alta rentabilidad.

RomeEl primero fue Roma (Rome). Hasta ese momento, jamás había habido en la historia de la televisión y casi del cine, un trabajo técnicamente tan perfecto. Quizá le faltó un guión más ágil para convencer a la mayoría del público, pero con la segunda temporada quedó claro que la caja tonta podía atraer al nicho que aún se resistía a sentarse frente a ella.

Las cadenas despertaron y comenzó la revolución. El segundo producto que maravilló al público habría sido impensable sólo unos pocos años antes y por lo tanto fue la segunda gran apuesta arriesgada de la televisión. Hablamos, como no puede ser de otro modo, de The Walking Dead: grandísima producción y no menos fantástico trabajo interpretativo por la mayoría del plantel (incluyo los zombis).

Ahora llegamos al primer semestre de 2013. No hay cadena de televisión que no quiera tener un producto de calidad pues, aunque la audiencia no lo respalde incondicionalmente, se ha convertido en un importante sello de prestigio que puede marcar la decisión de los espectadores de afiliarse a una u otra cadena. Aquí, realmente, quien sale ganando es el espectador, así que vamos a ver qué series han sido las mejores en lo que va de año.

 

JUEGO DE TRONOS (Game of Thrones):  La perfección

game-of-thrones-No hay, no ha existido y difícilmente existirá, un trabajo más perfecto.  Los creadores de Roma  volvieron a trabajar para HBO y juntos han puesto el listón tan alto que no creo posible que se vuelva a producir algo similar. Si se sumaran todos los capítulos de televisión de cada temporada, podrían ser proyectados en un cine y tratarse de tú a tú con cualquier otra proyección. Un guión fiel hasta lo impensable a las novelas y un texto origen tan enrevesado e impredecible, son tanto la base como la guinda del pastel.

Cuando se proyectó el capítulo “The Rains of Castamere”, con la boda roja, ni un sólo lector de las novelas se sintió defraudado. Cada gesto, cada momento, cada plano, cada párrafo, cada palabra… todo mezclado se convirtió en una obra maestra sólo superada por la escena que más ha aterrorizado a los espectadores: la muerte de Ned Stark.

Decorados inmensos, buen CGI, exteriores tan alejados geográficamente que la propia luz se convierte en personaje, vestuario creíble y unos títulos de crédito asombrosos.

En cuanto a los actores, los principales son todos magníficos o algo más y sólo pincha un poco en algunos secundarios que parecen rescatados de alguna mala serie B (Osha y Talisa entre otros…)

Estamos sin duda ante la serie de series, lenta y enrevesada que prepara el camino a los finales de temporada que son marca de la casa G.R.R. Martin (ya sabéis esa frase atribuida al autor: “cada vez que alguien me pregunta cuándo publicaré un nuevo libro, mato a un Stark“).

 

THE WALKING DEAD: la veteranía

The Walking Dead - Season 3 - Poster Art - Frank Ockenfels/AMCNo son tantas las personas que saben que esta longeva serie proviene de un cómic infinito. La historia de Rick (porque sólo es su historia) tras despertar en un hospital en pleno holocausto zombi. Menos aún que se siguen publicando cómics con el policía por protagonista y que superan con creces el centenar.

Cada temporada televisiva abarca uno de los grandes movimientos de los protagonistas del momento: salida de Atlanta, la granja, la cárcel…(no voy a desvelar nada) por lo tanto, leyendo el cómic es fácil suponer qué ocurrirá en cada temporada correspondiente en televisión.

AMC, la cadena responsable del producto, arriesgó y ganó. Un producto que, a priori, parecía destinado a un público muy concreto, se reveló enseguida como un acierto de proporciones inesperadas, gracias a unos guiónes y directores que huyeron de lo terrorífico (lo esperable) para mostrar el drama humano y la tensión (que no el terror) de vivir en un lugar peligroso.

En la tercera temporada (la que se ha emitido en 2013) hemos tenido la oportunidad de ver lo mejor y lo peor de esta serie: los aburridos momentos de la conferencia de paz y la deseada muerte de alguna (o varias) protagonista estomagante. Irregular serie que lo mismo muestra un capítulo soberbio como un truño de los de almohada y cama. Sin embargo sigue siendo imprescindible en la parrilla televisiva pues mantiene al espectador atrapado en el mundo de pesadilla donde no hay ningún tipo de terror, ni sustos, sino una laxa tensión constante que sólo inquieta.

Imprescindible.

 

HOUSE OF CARDS: cine en streaming.

house-of-cards-kevin-spacey

Netflix es una cadena atípica. Digamos que es un vídeo club que funciona como Youtube. Para quienes lo conocen, Netflix es una cadena similar a WuakiTV o Youzee, pero con un catálogo inmenso y unos precios profundamente competitivos y algo que parecía impensable: creadora de una de las mejores series del año.

Pese a que estamos hablando de un remake de la serie homónima de la BBC, se trata de un asombroso remake con un Kevin Spacey y una Robin Wright en sus mejores interpretaciones. La dirección también es sencillamente perfecta y logra mantener el nivel del capítulo piloto, toda una demostración de buen cine. Como ocurriera con Game of Thrones, la calidad artística y técnica es tan perfecta que, de haberse proyectado en el cine, estaríamos hablando de varios premios de la Academia de Hollywood.

La trama, curiosamente carece de originalidad. La hemos visto y revisto en decenas de novelas y películas, unas veces más enrevesadas y otras más sencillas. La aportación, por lo tanto, viene de la mano de unas interpretaciones absorbentes.

Confirmada la segunda temporada, House of Cards se ha convertido en la revelación del año.

 

HOMELAND: interpretaciones para olvidar, guión para adorar.

homeland482

Es curioso cómo Showtime (Fox) ha conseguido que este producto arrase en casi todos los países donde se ha emitido, incluyendo Estados Unidos. Y digo que es curioso, como partida, porque es un remake de una serie israelí. Más curioso es mostrar a un servicio secreto dispuesto a torturar, a un héroe nacional dispuesto a atentar contra su país, a un país dispuesto a asesinar a niños… ¡¡ en Estados Unidos !!. Y puede que ese sea uno de los logros de la serie, es capaz de sorprender en cada capítulo porque se salta todos los convencionalismos yanquis.

Giros inesperados y un buen guión son el único sustento de una serie con interpretaciones olvidables (salvo el derrumbe de Damian Lewis). Una serie de espías que también se ha visto renovada con una tercera temporada en un más difícil todavía para los guiónistas, que ya caminan por el filo de una cuchilla de afeitar.

 

THE FOLLOWING: la sorpresa del año.

the following

Con una trama tan atrayente, esta serie tenía todos los boletos para ser la revelación del año. Faltaba ver que el resto del equipo artístico/técnico estuviese a la altura. Y no lo está, porque los guiónistas se pasaron de vueltas y han caído en el ridículo. Kevin Bacon es el actor cinematográfico que lleva el peso de la acción, pero le hace sombra un Marco Antonio (Roma) tan desaprovechado que dan ganas de llorar. Un gran comienzo que, sin embargo y como dijera mi compañera Morla, lo único a lo que invita es a esperar que Bacon se pegue un par de bailes por una nave industrial abandonada.

Gracias a The Killing (y su remake) los thrillers vuelven a estar de moda y nada mejor que un serial killer con el telón de fondo del inquietante Poe. Confirmada la segunda temporada, los espectadores sólo esperan que recupere el nivel de los primeros capítulos y sorprendan de verdad y no con pseudosorpresas como el final de la primera temporada, nada creíble pues uno ya ha visto demasiado cine.

 

EL RESTO DE GRANDES ESTRENOS

bates motel2

Quizá alguien eche en falta que se hable de otras series extranjeras y nacionales, pero la verdad es que tampoco ha sido para tirar cohetes. Quizá Bates Motel  debería haber ingresado en nuestra selección, pero es que en España no se habla de ella. La serie posee unas interpretaciones creíbles y unas tramas atrayentes, está bien construida pero su alejamiento del terror psicológico que planteaba la obra original hace que tenga poca cabida fuera de USA. La otra que quizá debería estar en nuestra lista es Elementary que posee unos primeros capítulos muy interesantes, un Holmes bien interpretado y que, a partir de tercer episodio, pincha con tramas predecibles y se carga toda la producción al edulcorar la relación Holmes-Watson. Muy superior es Sherlock de la BBC, pero es del año pasado y debemos esperar aún unos meses para ver la tercera temporada.

No habría estado de más haber incluido las dos grandes sitcom: The Big Bang Theory y Modern Family, pero como en nuestro país no acaban de encontrar su hueco en la parrilla de las generalistas en abierto, han pasado un poco de puntillas. Si alguien habla de ellas es o porque tiene cadenas de pago o porque tiene Internet en casa.

(Este artículo tiene su continuación en: Las mejores series de 2013: opinión de los lectores, con muchas más sugerencias)

Dicho esto ¿crees que se nos ha pasado alguna serie?¿Nos recomiendas alguna otra?

 

Si esto te ha gustado, te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Suscribirse

Disfruta de nuestro trabajo en tu cuenta de correo.

Pasa y elige los temas que te interesan.